Llevadores

Llevadores

El término “humano llevador" fue introducido por el biólogo  Bernhard Hassenstein en la década de 1970. El diferencia los mamíferos que necesitan ser llevados.

El término describe a los mamíferos que necesitan la ayuda de sus padres quienes los llevan. Los mamíferos son dependientes de sus padres - su cuidado y el calor de sus cuerpos. Los niños humanos se llaman “parent clinger” (‘portados pasivos’), además, debido a su fuerte prensión palmar y el reflejo de aferrarse a su cuidador.

Incluso los recién nacidos cierran los puños para aferrarse a un cuidador de manera intuitiva. De este modo se alinea de forma permanente a una situación de carga. Esto es especialmente característico, si el bebé está cansado, porqué en esa situación es probable que el bebé pueda caerse de la madre. La posición ergonómica de piernas en ‘M’ es también característica de los ‘portados pasivos’. Esta posición es adoptada por un niño automáticamente cuando se le levanta. Es la posición predestinada para llevar a un bebé en la cadera.
Si el bebé se pone de nuevo empieza a llorar porqué siente miedo de no sobrevivir sin la protección de la madre. Esto se conoce como llamada de contacto.
Todos estos reflejos son inherentes en busca de refugio.
Por lo tanto, ser portado también significa sentirse a salvo y seguro y poder moverse.

NEW Chat with Anna, our babywearing expert!
Ask her anything you want to know about our products and babywearing
Ask Anna every Tuesday, 11am - 12pm (CET)