Time for presents! Get a Fidella® DayBag for free with every order from 129€ order value.
Promotion valid until December 16th, 2018. Only for end customers. Only while stocks last.

Entrevista - tema: Vínculo

En esta entrevista, la Sra. Attenberger nos explica el trasfondo del tema de la vinculación infantil y por qué y cómo el hecho de cargar bebés y niños apoya su desarrollo.

Bettina Attenberger

En el mundo de habla alemana, Bettina Attenberger es una de las mayores expertas en la carga de bebés y niños, así como en establecer un vínculo desde la infancia. Es terapeuta ocupacional, fundadora de la Trageschule NRW, madre de dos niños que ha «cargado» y mentora del programa de formación SAFE. Desde hace más de veinte años no solo asesora a los padres, sino que también forma a otros expertos en la Trageschule NRW.

En esta entrevista, la Sra. Attenberger nos explica el trasfondo del tema de la vinculación infantil y por qué y cómo el hecho de cargar bebés y niños apoya su desarrollo.

Tema: Vínculo

Uno escucha una y otra vez que el llevar encima al hijo fortalece el vínculo madre-hijo. ¿Qué se entiende exactamente por vínculo?

B.A.: Los bebés, en principio, vienen al mundo con una expectativa de vínculo y la voluntad de establecer vínculos con otras personas. El vínculo proporciona al recién nacido protección y seguridad. Dado que los niños humanos nacen inmaduros, es esencial para el desarrollo posterior del niño tener una persona de referencia.

En las madres, el apego (el vínculo entre padres e hijos) ya surge durante el embarazo, un vínculo interno de apego emocional interno. En principio, no obstante, la expectativa de vínculo del niño también la puede cumplir otra figura parental: el padre, los abuelos, los padrinos.

La mayor diferencia en el vínculo entre el niño y la madre o el padre probablemente sea que la madre experimenta el embarazo completo y el padre solo puede entrar en el asunto después del nacimiento.

¿Puede haber un exceso de vínculo? Se oye una y otra vez que los niños se convierten en «hijo de la madre» o que no pueden separarse por sí mismos y tienen dificultades para desarrollar una cierta independencia.

B.A.: Para mí, mimar significa quitarle al niño lo que en realidad ya puede hacer. Pero eso no tiene nada que ver con el vínculo.

Superar las situaciones de la vida es un proceso. Los padres necesitan: 1º, percibir un problema, y 2º, reconocerlo y reaccionar. El proceso de aprendizaje del niño se produce a medida que el niño aprende que alguien se ocupa de sus necesidades.

Por regla general, puede observarse que los niños en los que se cumplió la expectativa de vínculo, especialmente en el proceso de desarrollo de la primera infancia, se vuelven autosuficientes antes y viven la vida con más decisión porque saben que encuentran el apoyo que necesitan «en casa». Siempre, incluso si fallan o si las cosas no salen como se espera.

Si el vínculo funciona bien, puede tener muchos efectos positivos en el desarrollo posterior: fortalecimiento de, por ejemplo, la resiliencia, la confianza básica, la empatía. La primera experiencia de vínculo es una experiencia fundamental para la imagen de relación posterior.

¿Cómo ayuda el portar a desarrollar el vínculo? ¿Cuáles son las ventajas de portar en lo que respecta a la unión? Especialmente en comparación con otras «opciones de transporte», como un cochecito de bebé.

B.A.: El llevarlo encima puede ayudar de muchas maneras. Las tres áreas más importantes que se fomentan son esencialmente: la cercanía física, la sensibilidad y el contacto visual. El portar habiendo contacto con la piel tiene un efecto positivo adicional. Se estimula la formación de la hormona oxitocina, que esencialmente tiene un efecto prosocial y fomenta una interacción social positiva.

Cuando se porta se encuentra una concentración plena en el bebé y en la figura paternal. El bebé tiene la sensación de estar en el lugar correcto, y puede comunicarse con la madre mediante contacto visual en situaciones de incertidumbre e inmediatamente sabe si todo está bien.

¿Cuáles son los efectos de llevar encima para el niño y los padres? Palabras clave: sentimientos, hormonas, prevención de la violencia.

B.A.: El llevar encima tiene, sobre todo, influencia en 3 sentidos básicos importantes del ser humano: el sentido del equilibrio, el sentido del tacto y el sentido de control muscular. Al portar se fomentan las habilidades motoras y la conciencia del cuerpo. Como ya se mencionó, el portar también es esencial para la cercanía física y la sensibilidad. El contacto visual y corporal constante con, por ejemplo, la madre le da al bebé una sensación de protección y seguridad. Pero el portar también tiene un efecto positivo en los padres. Sobre todo, fortalece su sentido de competencia. Además, la formación de oxitocina al portar fomenta el intercambio hormonal, lo que resulta en menos estrés en la madre y el niño, y crea una sensación de cotidianidad equilibrada, especialmente en bebés prematuros.

Menos estrés en la vida diaria también significa más movilidad para los padres primerizos. No solo no corren el riesgo de aislamiento, sino que sienten que pueden hacer algo (por el niño) y hacer algo bueno por sí mismos.

¿El vínculo entre madre e hijo es en general diferente del que hay entre padre e hijo?

B.A.: La mayor diferencia en el vínculo entre el niño y la madre o el padre probablemente sea que la madre experimenta el embarazo completo y el padre solo puede entrar en el asunto después del nacimiento.

En principio, para mí esto es más una cuestión social o cultural. En Suecia, por ejemplo, los padres disfrutan de un permiso de paternidad, es decir, los padres deben tomar al menos dos meses de permiso parental y recibir 10 días adicionales de permiso especial en los tres primeros meses después del nacimiento para involucrar más estrechamente a los padres en la rutina diaria de la familia. Mientras que en Alemania tendemos a educar a individualistas, en otras partes del mundo un niño crece en una comunidad para formar parte de esa sociedad. Estos son objetivos educativos diferentes o distintos, pero no tienen ninguna influencia negativa en el vínculo. Como se mencionó al principio, todos los niños nacen con la expectativa y la voluntad de establecer vínculos.

¿Cambia algo quién lo porte? ¿Ayuda el llevar encima a construir un vínculo mejor, especialmente entre el padre y el niño o incluso entre los abuelos y el niño?

B.A.: Llevar encima es para mí una especie de buena herramienta, pero, como en tantas otras cosas, no hay garantía alguna. Ayuda porque puedo cuidar de mí misma después del nacimiento y hace que sea más fácil acostumbrarse al papel de padre en esta nueva situación. Puede ayudarme a organizar una nueva vida familiar y ayudarme a lograr un bienestar equilibrado, porque puedo concentrarme en mí misma y en mi hijo por igual sin desarrollar una conciencia de culpabilidad. Siempre es útil buscar a los llamados coportadores, para que también los padres, abuelos o tíos puedan ocuparse del crecimiento familiar y cumplir con sus roles en la familia.